Bandera Olímpica

Hay que remontarse muchos años atrás, 1986 y 2005, para recordar cómo fueron los procesos de elección de Barcelona y Londres, respectivamente. Aunque puedan parecer procesos muy diferentes, tiene un gran punto en común, ambas ciudades ganaron a París en la última votación.

Si la elección de Barcelona, fue un gran punto de inflexión para la ciudad, el país y el deporte español en general; la elección de Londres para 2012, deja un detalle para la historia siendo la primera ciudad en albergar 3 Juegos Olímpicos tras los de 1908 y 1948.

Proceso de elección de Barcelona 1992

Antes de 1992, Barcelona había sido candidata para los Juegos Olímpicos de 1924, 1936 y 1940. El proceso de la candidatura olímpica de Barcelona comenzó el 30 de mayo de 1981 cuando el entonces alcalde de la ciudad Narcís Serra solicitó al rey Juan Carlos I autorización para organizar los Juegos de verano de 1992.

Con la llegada a la alcaldía de Pasqual Maragall en 1982 el proyecto continuó con mayor fuerza y en 1984 se creó la Oficina Olímpica de Barcelona. Desde el gobierno de la Generalitat presidido por Jordi Pujol también se dio un intenso apoyo a la organización de los Juegos. Desde un primer momento la candidatura de la ciudad contó con un gran apoyo institucional y social, prueba de ello es que antes incluso de la designación como ciudad organizadora de los Juegos se había alcanzado la cifra de 60.000 voluntarios.

Finalmente el 17 de octubre de 1986 en la ciudad de Lausana y dentro del marco de la 91ª sesión del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch anunciaba que la ciudad de Barcelona era la elegida para organizar los Juegos Olímpicos, la XXV Olimpiada por delante de París a la que derrotó en la tercera votación por 47 votos a 23.

Todo fueron lágrimas en la celebración posterior y sería el inicio de un bonito sueño cumplido hace 20 años. Se celebrarían los primeros (y únicos hasta el momento) JJ.OO de España y estaríamos allí para presenciarlos.

Más información aquí y el vídeo de la elección.

Proceso de elección de Londres 2012

Después de que Birmingham y Manchester fracasaran en llevar sus candidaturas a buen puerto para los JJ. OO. de 1992, 1996 y 2000, la Asociación Olímpica Británica decidió que Londres era la mejor opción para perseguir el objetivo de albergar los Juegos Olímpicos de Verano, ya que también iban a competir en el proceso ciudades de gran escala internacional, como fueron Madrid, París, Nueva York y Moscú.

La Asociación Olímpica Británica estuvo diseñando la candidatura desde 1997. En diciembre de 2000 se presentó el informe definitivo a los miembros del gobierno.

La jefa de la Comisión de Evaluación del COI elogió la pasión que sentían lo londineses por la candidatura de Londres 2012 cuando visitaron Stratford y otros lugares de la ciudad del Támesis.

La candidatura consiguió el apoyo del 70 % de los habitantes del Reino Unido y el 68 % de los habitantes de Londres, según un informe pedido por el COI. Parte del apoyo con el que contaba la candidatura puede ser atribuido a la campaña “Back the Bid“, cuyo lema aparecía en muchos de los carteles que adornaron la ciudad hasta que Londres venció a sus competidoras en la carrera por albergar los Juegos Olímpicos

El 6 de julio de 2005 el COI concedió en su 117º Sesión, celebrada en Singapur, a la candidatura de Londres el derecho de albergar los Juegos de la XXX Olimpiada. La ciudad venció a la que fue la gran favorita (París 2012) en la cuarta y última votación con el resultado de 54 votos a favor de Londres y 50 a favor de París y se convirtió de este modo en la primera ciudad que haya albergado los Juegos Olímpicos tres veces.

Al contrario que en el proceso de elección de Barcelona’92, este día fue triste, ya que perdíamos la oportunidad de tener otros JJ.OO. en España; sin embargo,  quién nos iba a decir que, 6 años después, decidiríamos que volveríamos a unos juegos olímpicos.

Más información aquí y el vídeo de la elección.

Oportunidades para no dejar escapar

Si en el caso de la elección de Barcelona como sede de los JJ.OO. de 1992, la decisión de querer asistir (tomada por mis padres) fue casi inmediata; en el caso de Londres tuvimos que esperar algunos años más, hasta el inicio del 2011 para tomar (personalmente) la decisión definitiva y empezar el proceso.

En ambos casos, lo que sí estaba claro que eran oportunidades para no dejar escapar, ésas que se te presentan una vez en la vida y no sabes cuándo podrás volver a repetir.

Los detalles de cómo hemos preparado (y preparamos) ambas olimpiadas desde el momento que decidimos ir, serán contados en el siguiente capítulo de la serie, pero ya adelanto que nunca un viaje se pareció menos a otro para asistir a lo mismo