Vistas del lago Atitlan desde el volcán San Pedro

Tras salir de Brasil con cierto desencanto, llegaba el momento de volver a viajar en solitario. Estaba preparado para afrontar una parte apasionante del viaje, sin embargo el inicio no fue sencillo ya que el paso por México y Guatemala suponía muchas preocupaciones para familiares y amigos. Ya sabemos, prejuicios de los que no viajan, mala reputación ganada a base de malas noticias o inseguridad por el hecho de nombrarlos. Nada mejor que conocer los países para poder juzgarlos con fundamento.

Evidentemente, son dos países que infunden cierto respeto al viajero, pero eso no significa miedo, sino más precaución y atención, aunque nada más allá de lo que he hecho en otros países. Además, al compartir el idioma todo se hace más sencillo.

En mis 30 dias viajando por la zona no he tenido ningún problema, altercado o inconveniente, sino al contrario todo ha ido de maravilla, sintiéndome seguro a cada paso que daba. He disfrutado al máximo de todo lo que he podido conocer y he tomado buena nota de lugares para viajes futuros, encontrando algunos que repetiría una y mil veces.

La fantástica gastronomía de México

La fantástica gastronomía de México

A continuacion, detallo mi ruta que he denominado de “8” por su forma y mis principales consejos para disfrutar de México y Guatemala en plenitud.

Disfrutando del “slow-travel” surgió el itinerario.

Viajando por México empecé a conocer lo que era viajar sin prisas, sin itinerario, sin alojamiento, cambiando planes, disfrutando del viaje por las personas, no sólo por el lugar. Descubrí el “slow-travel” verdadero, ese que te dice donde dormirás hoy, pero no mañana, al menos con certeza. Disfrutar cada minuto sin prisas, sintiéndote libre en todo momento.

Así comencé a viajar desde mi punto de entrada, Cancún, teniendo clara sólo una cosa, debía tomar un vuelo 1 mes después desde el mismo lugar. Partiendo de la base de estar una sola noche en Playa del Carmen viajé hacia Tulum, donde comenzó a cambiar el viaje.

Hablando con gente en el hostel llegué a una recomendación por la zona, laguna Bacalar, un remanso de paz, menos conocido y alejado del circuito/circo turístico habitual. Allí conocí a Carri e Irene, con los que conecté de inmediato y pude vivir mil y una aventuras durante mi paso por México.

Con Carri e Irene en Bacalar

Con Carri e Irene en Bacalar

Luego marché en solitario a Chetumal y con un infinito bus nocturno me planté en San Cristobal de las Casas, ahí pasé 2 días maravillado por la ciudad y su gente, al tiempo que Carri e Irene llegarón a la ciudad y me quedé con ellos otros 4 días más.

Aquí todo volvió a cambiar y tras recibir un mensaje de mi amigo Antonio Q.B. me dirigí a Guatemala, donde me encontraría con él días después en Antigua.

En Guatemala pasé 10 días, de los mejores de todo mi viaje.

Disfrutando del lago Atitlan y sus pueblos; conociendo en profundidad Antigua, una joya colonial; visitando el apasionante mercado de Chichicastenango; terminando mi ruta en Flores con la visita a Tikal.

Con Antonio Q.B. en el volcán Pacayá

Con Antonio Q.B. en el volcán Pacayá

Volví a México con una increíble historia de fronteras entre Guatemala y México para pasar un par de días en Palenque. De ahí marché a Mérida donde tuve la suerte de ser alojado por Cristina, una estupenda CS con la que conocí y disfruté la ciudad durante 3 días. Y rematé el paso por México con unos días de desconexión en Holbox y la visita a su maravilla del mundo, Chichén Itzá, estableciendo mi campo base para esos últimos días en la cercana ciudad de Valladolid.

Itinerario de 1 mes entre México y Guatemala.

Aquí tenéis el detalle de mi itinerario en “8” que transcurrió entre el miércoles 22 de Octubre y el viernes 21 de Noviembre de 2014.

Recorrido por Mexico y Guatemala

Recorrido por Mexico y Guatemala

  • X22: Playa del Carmen. Descanso tras largo vuelo y paseo por la ciudad.
  • J23: Tulum. Zona arqueológica y playas.
  • V24: Tulum. Playas.
  • S25: Laguna Bacalar.
  • D26: Laguna Bacalar. Cenotes y laguna.
  • L27: Bacalar-Chetumal. Paseo por Chetumal y bus nocturno a SCC.
  • M28: San Cristobal de las Casas (SCC). Paseo por ciudad.
  • X29: SCC. Mercados e iglesias. Noche de mezcales.
  • J30: SCC. Cañón del Sumidero.
  • V31: SCC. San Juan Chamula.
  • S1: SCC. Día con amigos y larga noche de fiesta.
  • D2: SCC. Día de muertos.
  • L3: Viaje a Guatemala. Bus SCC-Panajachel.
  • M4: Lago Atitlan. San Pedro y San Juan.
  • X5: Lago Atitlan. Ascensión al volcán San Pedro.
  • J6: Panajachel. Santa Cruz.
  • V7: Traslado a Antigua. Ascensión al volcán Pacayá.
  • S8: Antigua. Conociendo la ciudad de la mano de Antonio Quinzán.
  • D9: Mercado de Chichicastenango. Bus nocturno a Flores.
  • L10: Flores. Relax.
  • M11: Zona arqueológica de Tikal.
  • X12: Viaje a México. Bus Flores-Palenque.
  • J13: Zona arqueológica de Palenque.
  • V14: Mérida. Couchsurfing (CS).
  • S15: Mérida. Conocí la ciudad gracias a la encantadora Cristina.
  • D16: Mérida. Bus nocturno a Chiquilá y traslado a Holbox.
  • L17: Holbox. Vacaciones.
  • M18: Holbox. Vacaciones.
  • X19: Traslado a Valladolid.
  • J20: Chichen Itzá. Maravilla 17 de 21W.
  • V21: Vuelo a Miami.
Una playa de Tulum

Una playa de Tulum

Mis consejos para viajar por México y Guatemala

  • Olvida los prejuicios, vive el momento.
  • No es una buena idea visitar Guatemala City, por su conocida inseguridad, visita mejor Antigua y dedícale un par de días.
  • Hay que tener precauciones especiales en Guatemala en los trayectos nocturnos. El único que es seguro (o al menos eso dicen y yo lo usé) es de Guatemala city a Flores.
  • Intenta evitar las zonas más turísticas de la riviera maya, Cancún y Playa del Carmen, no aportarán nada a tu viaje, a menos que te guste leer carteles en inglés, happy hour y 2×1.
  • Camina o renta una bici para descubrir todas las playas de Tulum.
  • Disfruta de la comida en los puestos callejeros tanto en México como en Guatemala. La relación calidad/precio es muy buena. Y si te gusta la horchata, pídela siempre que puedas, está deliciosa.
  • Dale valor a tu dinero, no siempre las cosas valen lo que te dicen. Habla con los locales.
  • El bus nocturno entre Bacalar i/o Chetumal hasta SCC es un auténtico infierno de más de 14 horas, pero es la única opción, así que prepara tu paciencia, alimentos y bebidas.
  • Dedica al menos 3-4 días a San Cristobal de las Casas y conoce tanto la ciudad como sus alrededores (Cañón del Sumidero, San Juan Chamula).
  • Prueba el “posh” y los mezcales de SCC.
  • Camina las ciudades todo lo que puedas, descubrirás lugares y personas que ninguna guía te cuenta.
  • Habla con las personas, tienen mucho que contar y tú mucho que aprender.
  • Disfruta de la aventura del paso fronterizo entre México-Guatemala y viceversa.
  • Utiliza los buses públicos, combis o transportes que usan los locales. Son más baratos, más incómodos, pero, sobre todo, más divertidos.
  • Disfruta de la experiencia de un “Chicken-bus” en Guatemala. El trayecto Antigua-Chichicastenango es inolvidable y pondrá a prueba tu integración con el entorno.
  • Se cuidados@ con tus pertenencias sobre todo en lugares públicos. La ostentación tampoco es buena ni en estos países ni en ninguno.
  • Ante cualquier duda, pregunta, para eso compartimos el idioma, además seguro que te ayudan encantados.
  • Al sacar dinero del cajero en México te cobran comisión por banco, así que anda con ojo. Mi recomendación es sacar bastante en cada operación y por mis pesquisas, la menor comisión la da el Santander y la peor el BBVA.
  • El Lago Atitlan merece una semana, pero sino puedes, mínimo tienes que pasar 3 noches en alguno de sus pueblos.
  • Es imperdonable no subir a algún volcán en Guatemala. Para los más aventureros cualquiera del lago Atitlan, para los menos, el volcán Pacayá es buena opción.
  • La visita a Tikal es imprescindible y mi recomendación sería hacerla en el turno de las 12:00 para encontrar menos gente y poder ver el atardecer.
  • Palenque bien merece una parada, la decisión de quedarse en el famoso Panchán o en la ciudad será vuestra, según os guste más la naturaleza o el entorno urbano.
  • Mérida y Valladolid son ciudades con encanto, pero no hay que dedicarles más de un día, a menos que tengas alguien de allí que te enseñe otras cosas.
  • Organiza bien la visita a Chichén Itzá y trata de llegar antes de las 10-11, sino te encontrarás con todos los tours organizados y perderá todo el encanto al estar rodeado de gente por todas partes.
Pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá

Pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá

  • Holbox es un remanso de paz y tranquilidad, pero tiene un tiempo muy variable y llegar hasta allí no es sencillo. Valora bien tu tiempo y el que hará allí.

Seguro que hay mil consejos más o diferentes itinerarios, pero eso es lo bonito del viaje, poder hacerlo tuyo y moldearlo según las circunstancias. He disfrutado mucho de mi paso por México y Guatemala y sólo espero volver pronto para seguir disfrutando de su belleza, su gastronomía, sus lugares, pero, principalemente, de su gente.

Vistas del lago Atitlan desde el volcán San Pedro

Vistas del lago Atitlan desde el volcán San Pedro