Horario/Entradas

  • Horario: 09:00 am to 5:00 pm. Abre todos los días del año.
    Entrada: El precio de la entrada es de $119 pesos mexicanos, que se divide en dos:  una tarifa de 60 pesos por el acceso a la zona arqueologica, a la que se suman 59 pesos que se deben cubrir a favor del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turisticos del Estado (Cultur) por el uso del parador turístico.

Actualmente se conoce una parte como Chichén Viejo y la otra como Chichén nuevo, encontrando en la primera parte tantos edificios de tipo maya como tolteca, no habiendo una diferencia cronológica entre ambas, los monumentos que destacan en esta parte son: pirámides coronadas con templos, edificios residenciales tipo palacio, canchas para el juego de pelota, plataformas usadas para danzas sagradas, baños de vapor y lo que parecen ser las ruinas de un mercado.

Sus vestigios demuestran que la civilización maya tradicional se enriqueció con otras corrientes culturales de Mesoamérica. Los edificios se encuentran distribuidos en varias plazas, algunas de gran tamaño, no se logra un todo unificado, esto probablemente a que la ciudad se construyó en diferentes épocas.

Consulta cómo fue nuestra visita: Un día en Chichén Itzá.

Construcciones más importantes de Chichén Itzá

Pirámide de Kukulcán (El Castillo)

Los múltiples y monumentales edificios de la gran explanada de Chichén Itzá están presididos por la Pirámide de Kukulcán, llamado por muchos “el Castillo”, uno de los edificios más notables de la arquitectura maya.

Es un pirámide de 60 metros de lado y 24 de altura, formado por 9 cuerpos escalonados que simbolizan los planos del inframundo.

Pirámide Kukulcán
Cada lado de la pirámide tiene una gran escalinata, 91 escalones por lado y 1 más que conduce al templo superior, dando 365 escalones, uno por día del año. Balaustradas de piedra flanquean cada escalera, y en la base de la escalinata norte se asientan dos colosales cabezas de serpientes emplumadas, efigies del dios Kukulcán. Es en estas escalinatas y muy particularmente en sus pretiles o balaustradas, donde se proyectan durante el transcurso del día equinoccial, las sombras de las aristas de las plataformas o basamentos superpuestos, que integran el gran edificio, configurándose así la imagen del cuerpo de la serpiente-dios, que al paso de las horas parece moverse descendiendo y rematando en la mencionada cabeza pétrea situada en la base inferior de la escalinata.

Aquí tienes los planos de Chichén Itzá.

Equinoccios

Esos dias, el 20 de marzo (primavera) y el 21 de septiembre (otoño), a las 3 de la tarde la luz del sol forma en la balustrada del lado norte siete triángulos isósceles de luz y sombra, configurando el cuerpo reptante de una serpiente. Este efecto simboliza el descenso del Dios Kukulcan (ave-serpiente) a la tierra y suponía el comienzo y fin del ciclo agrícola, según el equinoccio (primavera u otoño). Pero las sorpresas del edificio calendario no acaban aquí.
Podemos pararnos a ver los siguientes puntos:
” En la vista de frente de la escalera vemos que el basamento de 9 plantas se divide en 2 partes. 9 x 2 = 18 meses del Haab o calendario maya.
” 91 escalones tiene cada escalera. 91 x 4 escaleras = 365 dias o kines del año maya.

Aparte, la pirámide tiene dos templos: el exterior y el interior. En el exterior se descubrió un Chac-Mool, mientras que el interior posee un tigre pintado de rojo con incrustaciones de jade, que probablemente sirviera de trono….

Templo de Chac Mool

Cenote Sagrado
Es un cenote a cielo abierto de 60 m de diámetro, con paredes verticales de aproximadamente 15 m del nivel del acceso a la superficie del agua y de 13 m de profundidad. Para llegar a éste, existe un camino pavimentado que sale de la parte norte de la plaza. En el borde se desenterraron los restos de un edificio con un baño de vapor, además de aquí se han extraído muchísimos objetos que han resistido el paso del tiempo y la acción del agua, como jade, oro, cerámica y materiales textiles, madera, copal y hule, siendo estos últimos conservados debido a la carencia de oxigeno dentro del agua del cenote.

En este cenote llamado sagrado, se realizaban ofrendas al dios Chaac, señor de las lluvias, que consistían en objetos valiosos y la tradición dice que también sacrificios humanos, generalmente de doncellas nobles, ataviadas con ropas ceremoniales y enjoyadas. En el cenote también se sacrificaban prisioneros de alto rango, también como ofrenda religiosa.

Así mismo se han extraído multitud de restos humanos, tanto de niños como adultos, ya que era común el sacrificio de arrojar a las víctimas dentro de sus aguas.

El Juego de Pelota

Es la cancha más grande de Mesoamérica, mide 168 metros de largo, limitada a los lados por altos muros donde están empotrados anillos de piedra con relieves de serpientes entrelazadas y en los extremos por templos pequeños.

Juego de la Pelota

Los paramentos de la cancha están decorados con relieves alusivos al desarrollo del juego y manifiestan la importancia de esta ceremonia para la vida y cosmogonía de los pueblos prehispánicos.A lo largo de los muros hay estrechas bancas de piedra. Desde un extremo del campo, se encuentra un muro desde el cual se experimenta con claridad el efecto del eco, donde los guías suelen colocar a los turistas para que al unísono aplaudan o griten alguna palabra, la cual viaja por todo el campo de pelota hasta rebotar en la pared frontal y retornar.

Plataforma de Cráneos o Tzompantli

Plataforma en forma de T que mide 60 metros de largo por 12 de ancho. Aquí se encontraron hileras de calaveras, colocadas en estacas, se labraron en relieve alrededor de la estructura, así también aparecen águilas y guerreros con cabezas humanas en las manos.

Plataforma de Venus

Al norte de El Castillo, es una plataforma de 4 metros de alto con escalinatas en cada uno de los lados. Cuenta con paneles remetidos en donde se representó al hombre-pájaro-serpiente, símbolo de Quetzalcóatl-Kukulkán. Del otro lado hay atados y signos del planeta Venus, al parecer aludiendo al inicio simultáneo del calendario solar y ciclo venusino.

Plataforma de Tigres y Águilas
Similar a la anterior construcción, cuenta con un tablero interior en donde hay partes arremetidas con jaguares devorando corazones y en las partes salientes del tablero, aparecen águilas que también se alimentan con esos órganos.

El Templo de los Guerreros
También conocido como el Grupo de las Mil Columnas, por las hileras de columnas y pilares que posee el templo al frente y a un lado del mismo. El templo consta de dos amplios cuartos y  a la entrada hay dos hermosos pilares serpentiformes con las cabezas de las serpientes en el suelo y las colas de cascabel en las partes superiores. Los muros del templo, muestran esculturas de temática maya y tolteca.

Columnas de chichén Itzá

Entre los edificios construidos antes de la llegada de los Itzaes se pueden mencionar:

La Casa Colorada: conocida también como Chichán-Chob, que quiere decir  “pequeños agujeros” a causa de la crestería calada que corona el templo, aun  se conservan los dinteles de piedra de todas las puertas, en el pórtico a la altura del arranque de la bóveda se pueden observar una franja de glifos esculpidos.

La Casa de las Monjas con su anexo: monumento con características particulares, mide 70 por 35 metros de ancho y 18 de alto, los muros del templo original tiene grecas escalonadas y dados esculpidos con elementos florales, las puertas también conservan los dinteles y glifos.

En cuanto al anexo este, posee un decorado que corresponde a dos estilos diferentes, uno semejante al estilo de Uxmal por su celosía y el otro recuerda al estilo Chenes.

La Iglesia: llamado así por su proximidad a la Casa de las Monjas, se ubica al lado sureste, es un edificio recargado decoración.

El observatorio: conocido también como El Caracol, se considera una obra intermedia, pues tiene elementos mayas y toltecas. Es un edificio con una torre circular al centro, el primer cuerpo de la torre es macizo, luego existe un cuerpo intermedio con una escalera de caracol y el núcleo central, por último un cuarto superior donde se observaba el movimiento de los astros, aquí también aparecen pequeñas aberturas dirigidas a los puntos cardinales y puntos astronómicos de importancia.

Adicional a los ya mencionados, también se encuentran La Casa del Venado, el Akabdzib y el Templo de los Tableros Esculpidos.

Chichén Itzá de noche

Si alguna vez te has preguntado cómo será Chichen Itzá de noche, es momento de que te sumerjas en la bóveda celeste maya llena de luna, música, juegos de luces y misticismo.  Hay un show especial de Luz y Sonido que se caracteriza por la presencia del espíritu de esta fascinante civilización –que aún vive en el sitio arqueológico- y que cautivará tus ojos y tu alma.

Serás testigo de la representación del equinoccio, del movimiento en descenso de la serpiente emplumada en la pirámide de Kukulcán producido por focos de mil colores. Podrás transportarte al mundo maya por medio de una narrativa o cuento que encaja perfectamente con los efectos especiales de luz y sonido. Comprenderás mejor una cultura que ha enriquecido las páginas de la historia de nuestro mundo.

El show dura cerca de una hora y sólo se representa los miércoles.

Toma en cuenta que después del show no habrá luz más que la emitida por las estrellas y la luna, se recomienda traer una linterna para tu camino de regreso.