Tag

Brasil

Sobrevolando la playa de Lagoinha do Leste
RT21W, Sudamérica

Un museo de arena y un teatro al atardecer en las playas de Florianópolis

Imaginen un enorme museo a cielo abierto de arena y agua y visitándolo sólo 3 personas, siendo tú una de ellas y tu acompañante, otra. Esa es la sensación que tuve cuando llegué a la espectacular playa de Lagoinha do Leste en Florianópolis, Brasil.

Playa de Lagoinha do Leste

Playa de Lagoinha do Leste

La principal razón de disfrutar de este peculiar museo de kilómetros de arena sin apenas gente es su complejo acceso.

Cómo llegar a la playa de Lagoinha do Leste

Situada en el sur de la isla, hay que llegar en transporte público (el bus indica Pantano do Sul) o en coche, como hicimos nosotros y aunque Florianópolis no es demasiado grande, tiene un tráfico bastante denso, pudiendo tardar hasta 45 minutos en recorrer 20 kilómetros.

Cartel de acceso a Lagoinha do Leste

Cartel de acceso a Lagoinha do Leste

Una vez en el pueblo más cercano, Pantano do Sul, llega el momento de buscar el acceso, para lo cual lo mejor es preguntar, porque las señales son bastantes escasas y escondidas. Ya con el camino claro, llega el momento de caminar para llegar a la playa, enclavada en un parque municipal, de acceso gratuito. Y comenzamos a andar en chanclas, una muy mala decisión por nuestra parte, ya que el terreno no es propicio para ello. Lo que sí hicimos fue llevar agua y algo de comida, que nos vino fenomenal.

La recomendación es llevar calzado cerrado para el mini trekking que da acceso a la playa porque el terreno tiene muchas piedras, barro y en algunas zonas es muy resbaladizo.

El sendero es bastante sinuoso, con una parte destacable de subidas y bajadas entre piedras, podríamos decir que es sencillo, pero largo. Se tardan unos 60 minutos en hacer todo el trayecto a buen ritmo, quizás 80 minutos para los menos aventureros.

El museo de Lagoinha do Leste desde arriba

El museo de Lagoinha do Leste desde arriba

Sigue leyendo

Posts relacionados
10 atardeceres inolvidables en mi vuelta al mundo
23 junio, 2015
Cómo llegar desde Copacabana o Lapa al aeropuerto Galeao de Río de Janeiro
20 febrero, 2015
En nombre de la naturaleza: las Cataratas de Iguazú
22 enero, 2015
Cristo Redentor entre la densa nubosidad
RT21W, Sudamérica, Un día en

Un día en el Cristo Redentor

Amanece nublado en Río de Janeiro, pero eso no es noticia en una ciudad que vive rodeada de una permanente neblina y una espesa contaminación, que convierten los días en una lotería imprevisible de visibilidad desde sus puntos más altos: Pan de Azúcar y nuestro destino de hoy, la maravilla del Cristo Redentor.

Tomamos un bus desde nuestra casa en el barrio de Lapa y en unos 45 minutos, recorriendo diferentes paisajes de Río, llegamos a la zona de Cosme Velho. Aquí se ubica la estación desde donde sale el tren (del Corcovado) que te lleva hasta la base del Cristo Redentor, situado en el Parque Nacional de Tijuca.

Estación de tren de Corcovado

Estación de tren de Corcovado

En esta ocasión, al ser mediados de Octubre no hay demasiada gente y apenas tenemos que esperar 10 minutos para obtener nuestro boleto (*), sin embargo nos encontramos con dos sopresas inesperadas. La primera es que nuestro tren no sale hasta dentro de 90 minutos (tan sólo hay 2 trenes que hacen el recorrido y cada uno está compuesto de sólo 2 vagones), la otra sorpresa, es peor aún, nos indican que no hay visibilidad. Es decisión nuestra si subir o no, pero ellos no se responsabilizan si no llegas a ver nada.

Ticket del tren de Corcovado

Ticket del tren de Corcovado

Asumimos el riesgo y nos estampan el sello de “No visibilidad” en la entrada, ya estamos expuestos a los caprichos del clima.

(*) Tenemos otras opciones para subir en caso de encontrar mucha gente, pero el encanto que tiene el tren no lo da la furgoneta o el taxi, eso seguro, aunque el entorno del parque nacional bien merece la visita.

Mientras que llega nuestro horario, damos un paseo por la zona y notamos el alto nivel adquisitivo del barrio. Se puede apreciar tanto en viviendas como en colegios de alto standing. El resto del tiempo lo dedicamos a pasear por los alrededores y fotografiar el interior de la estación, que dispone de una zona de descanso con imágenes del Cristo, el antiguo tren, una cafetería y algunos bancos para sentarse. Son ya 83 años los que tiene la maravilla de Río de Janeiro.

Cristo Redentor, la imagen de Río

Cristo Redentor, la imagen de Río

Sigue leyendo

Posts relacionados
10 atardeceres inolvidables en mi vuelta al mundo
23 junio, 2015
Cómo llegar desde Copacabana o Lapa al aeropuerto Galeao de Río de Janeiro
20 febrero, 2015
En nombre de la naturaleza: las Cataratas de Iguazú
22 enero, 2015
Centroamérica, RT21W, Sudamérica

120 días de vuelta al mundo en 120 segundos

Hoy es un día especial, al abrir mi querida y apreciada libreta de viaje veo que ha llegado la cifra, quizás sólo un número, pero llevar 120 días de vuelta al mundo es para celebrarlo.

4 meses de viaje en los que he recorrido 8 países: Colombia, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, México y ahora Guatemala, desde donde escribo estas líneas, a orillas del fantástico lago Atitlán. Quizás puede parecer mucho en poco tiempo, quizás me ha sabido a poco, pero siempre habrá motivos para volver. No siento que haya viajado con prisa, sino con el ritmo que he deseado imponer en cada lugar.

Feliz en Machu Picchu

Feliz en Machu Picchu

Del reto de 21 Wonders, he sumado otras 3 maravillas a la lista: Machu Picchu, Isla de Pascua y el Cristo Redentor. En los próximos días, sumaré Chichén Itza y alcanzaré la fantástica cifra de 17 maravillas, quedando sólo 4 para completar el reto.

Para celebrar este hito del viaje, he realizado un humilde vídeo (con fotos y con mi tablet), pero servirá para hacer una idea de lo que han sido estos 4 meses de viaje alrededor de Sudamérica y parte de Centroamérica.

[youtube]http://youtu.be/F3a2ionHhnQ[/youtube]

Enlace al vídeo por si falla la integración.

Sin duda, que este viaje no estaría siendo tan grande sin todas las personas que me han acompañado o he conocido en ruta en algún momento. Much@s de ell@s ya forman parte de mi vuelta al mundo y lo más importante de mi corazón. Desde aquí, mi particular homenaje y si me dejo a alguien que no me lo tenga en cuenta… han sido 120 días apasionantes y alguna cosa se olvida. Asimismo, gracias a tod@s los que me escriben o llaman para saber cómo me va, es muy reconfortante recibir noticias desde miles de kilómetros.

Y lo mejor, siempre está por venir. En nada, Miami con amigos, L.A y San Francisco, Australia, Nueva Zelanda con 2 soles y el gran mapa de Asia. Suena apasionante y más aún poder soñar con completar el reto de las 21 maravillas.

Soñaba con dar la vuelta al mundo y conocer sus 21 maravillas… Ahora mi sueño es mi vida.

Sigue leyendo
Posts relacionados
10 atardeceres inolvidables en mi vuelta al mundo
23 junio, 2015
Cómo llegar desde Copacabana o Lapa al aeropuerto Galeao de Río de Janeiro
20 febrero, 2015
En nombre de la naturaleza: las Cataratas de Iguazú
22 enero, 2015
Cristo Redentor
Historia

Historia del Cristo Redentor

La construcción de un monumento religioso en Río de Janeiro fue sugerido por primera vez en 1859 cuando el sacerdote Pedro María Boss le pidió financiamiento a la Princesa Isabel de Brasil para construir un monumento religioso.  La princesa no prestó mucha atención y la idea fue totalmente descartada cuando Brasil se convirtió en república en 1889, separando por ley a la Iglesia y el Estado.

En 1921, cuando se acercaba la conmemoración del centenario de la independencia de Brasil (7 de septiembre de 1822), la Arquidiócesis de Río de Janeiro propuso nuevamente la idea de una gran estatua en el cerro, no sin antes una gran discusión sobre en cuál monte debería ir situado: si el Pan de Azúcar o el Corcovado. Finalmente se eligió éste último por su mayor altura. La Arquidiócesis organizó un evento llamado Semana do Monumento para recolectar donaciones. Algunos de los diseños considerados para la estatua tenían a un Cristo con un globo terráqueo en las manos y un Cristo crucificado. Fue escogido el Cristo Redentor con los brazos abiertos.

Sigue leyendo

Posts relacionados
10 atardeceres inolvidables en mi vuelta al mundo
23 junio, 2015
Cómo llegar desde Copacabana o Lapa al aeropuerto Galeao de Río de Janeiro
20 febrero, 2015
En nombre de la naturaleza: las Cataratas de Iguazú
22 enero, 2015

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies