Tag

India

Asia, Reflexiones y Pensamientos

Mente limpia y corazón abierto. Nos vamos a la India.

A pocas hora de comenzar nuestro viaje a la India, comienzan a surgir los nervios y emociones pre-viaje. Han sido muchos los días de espera, muchas las personas que me han hablado del país, de que vaya preparado, que me va a sorprender, que tengo que tener la mente abierta, que encontraremos personas fantásticas, que es un caos, que me sentiré timado en muchas ocasiones, que el ruido y la suciedad es terrible… y la verdad que todo eso, me genera respeto, pero sobre todo incertidumbre. ¿Será cierto todo aquello que cuentan?

No sé si será cierto, pero tengo muchas ganas de llegar y conocerlo. Comenzar a tener mis primeras sensaciones sobre el terreno, los primeros sentimientos, a sentir el ruido, el caos, el picante, los 40º que nos esperan, a conocer a sus gentes, ver sus rostros, a intentar comprender un poco su cultura e historia. Son lugares de los que todo el mundo habla, pero necesitas conocer en persona.

Es común decir que la India no te deja indiferente, o la amas o la odias y por eso he realizado un gran ejercicio de abstracción, informándome y leyendo lo justo para poder organizar nuestro breve paso por un país de 1100 millones de personas. Es la fórmula que he denominado mente limpia y corazón abierto. Quiero tener mi propia opinión de la India por mis experiencias, no por los prejuicios.

¿Y por qué la India?

Lo primero, por conocer el Taj Mahal, la 13ª maravilla de 21 Wonders, esa maravilla de mármol que brilla e impresiona como ningún otro edificio en el mundo y lo segundo, porque es un país que siempre he deseado visitar, pero por respeto, dudas o no encontrar los compañeros adecuados para el viaje no ha salido adelante. Ahora, ha llegado el momento.

Mis compañeros en la India serán los mejores para un viaje de este tipo: corto, duro e intenso. Me marcho con mi padre, fiel compañero de aventuras y persona extraordinaria en adaptarse a todo tipo de circunstancias; y con Víctor, buen amigo y casi hermano, persona encantadora, abierta y que tenía en su lista de sueños visitar el Taj Mahal.

Por circunstancias de vacaciones y laborales, sólo podremos estar 8 días, suficientes para un primer contacto y visitar algunos de los lugares imprescindibles del Rajhastan, el norte de la India. Siempre tendremos tiempo de volver para seguir visitando el norte, la ciudad sagrada de Benarés, la meca de Bollywood (Bombay), las playas de Goa o el sur del país.

Como se suele decir, las mejores esencias vienen en frascos pequeños, así que en tan poco tiempo vamos a intentar tener un poco de todo.

Udaipur

Udaipur – Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Udaipur

Nos sumergiremos y sorprenderemos por el caos de Delhi, nos adentraremos en la historia de Gandhi, visitaremos algunas mezquitas y templos, disfrutaremos de la belleza de sus palacios, subiremos a trenes de 3ª clase, contemplaremos el amanecer en el Taj Mahal, viajaremos hasta la ciudad fantasma de Fatehpur Sikri, veremos algunos mausoleos, nos dejaremos llevar en sus locos transportes, dormiremos en un larguísimo tren nocturno, comeremos su deliciosa comida, disfrutaremos de puestas de sol a orillas de un lago, recorremos las interminables estancias del palacio de Udaipur, pasearemos por el lago Pichola y, sobre todo, trataremos de disfrutar cada uno de los instantes que estemos en la India.

Solo queda una cosa… comenzar la aventura. ¡Nos vamos a la India!

Sigue leyendo
Posts relacionados
Udaipur: esencia de historia, agua y paz
16 junio, 2014
¿Cómo llegar y visitar al Taj Mahal?
13 mayo, 2014
Fatehpur Sikri: la belleza de lo desconocido y olvidado
8 mayo, 2014
Mumtaz_Mahal
Historia

Historia del Taj Mahal

La bella historia de amor que precedió al Taj-Mahal

Tenemos que remontarnos al año 1607 para comenzar la historia, cuando un príncipe, Shihab-ud-din Muhammad Khurram, de tan solo 20 años de edad, heredero del Gran Imperio Mongol, conoce a una joven persa-musulmana llamada Arjumand Bano Begum, en un bazar donde ésta vendía cristales. Admirado por su belleza no fue siquiera capaz de dirigirle la palabra en un primer momento.

Era bella, inteligente y culta, pero las razones de estado interfirieron con la temprana pasión: el príncipe fue obligado a tomar por esposa a una princesa como él, hija del rey de Persia. Sin embargo, la ley musulmana vino en su ayuda: permitiendo que un hombre tuviera cuatro esposas.

Sigue leyendo

Posts relacionados
Udaipur: esencia de historia, agua y paz
16 junio, 2014
La luna llena que no iluminó el Taj Mahal
22 mayo, 2014
¿Cómo llegar y visitar al Taj Mahal?
13 mayo, 2014

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies