Recorrer y sentir una gran ciudad como Budapest, la perla del Danubio, durante 7 días ha sido una experiencia inmejorable. Hemos caminado kilómetros, muchos, pero han merecido la pena. Caminar es la mejor forma de descubrir las ciudades y Budapest es perfecta para esto, porque a cada paso te ofrece algo interesante, un rincón, un detalle, un paisaje, una sensación.

Con todo lo que hemos aprendido de la capital húngara, me he decidido a recopilar en una guía los principales consejos prácticos para visitarla, así como ofrecer nuestro itinerario detallado de cada uno de los días. En la práctica, la forma de distribuir los días es a gusto del viajero, pero en nuestro caso tratamos de mezclar jornadas intensas, con otras más relajadas, aunque el número de días de visita también influirán. Quedando a vuestra disposición para las dudas que pudieran surgir.

Los temas tratados en esta guía serán: dinero, transporte, alojamiento, gastronomía, clima e itinerario; dejando el itinerario detallado como una parte complementaria de nuestra guía de Budapest.

Situándonos en Budapest

Budapest, capital de Hungría, está formada por dos ciudades Buda y Pest, separadas por el impresionante Danubio. La zona de Pest es la que da ritmo a la ciudad y donde están la mayoría de lugares a visitar. En cambio, la zona de Buda es la más exquisita de la ciudad y la nueva zona de expansión, donde se están situando las familias más ricas de la ciudad.

En la parte de Buda encontraremos: el Castillo de Buda, el Palacio Real, el Bastión de los Pescadores, la colina Gellert, el búnker y la iglesia de Matías. Lugares todos ellos imprescindibles durante nuestra estancia. El resto de sitios y las calles más importantes de la ciudad están en Pest.

Para ir de un lado a otro de la ciudad se construyeron los majestuosos puentes de Budapest, por los cuales se puede pasar caminando, en coche o en tranvía. Los puentes más destacados (y famosos) son: Puente de las Cadenas, Puente de Elizabeth y el Puente de la Libertad. Si son bonitos de día, se hacen imprescindibles de noche.

Panoramica Budapest desde Isla Margarita

El idioma oficial es el húngaro, pero os podréis comunicar con el inglés más básico; incluso habrá lugares donde con gestos será más que suficiente.

Itinerario de 7 días por Budapest

Día 1: Caminando y descubriendo la perla del Danubio.

El Danubio y sus puentes, Vaci Ucta, Catedral de San Esteban, Isla Margarita.

Día 2: Las joyas de Budapest.

Parlamento, zapatos del Danubio, Buda, Bastión de los Pescadores, iglesia de Matías.

Día 3: Integrándonos en la cultura húngara.

Sinagoga, Mercado Central, Plaza de los Héroes, Balneario Szécheny.

Aquí puedes consultar la primera parte del itinerario realizado en Budapest.

Día 4: Escapada a Viena, una ciudad monumental, clásica e imprescindible.

Día 5: El Budapest más auténtico y desconocido.

Memento Park,Colina Gellert, Búnker.

Día 6: Historia triste y reciente de Budapest.

Museo del Holocausto, avda. Andrassy, Castillo de Vineyad, Castillo de Buda, Palacio Real

Día 7: Visita a Szentdre y últimas pinceladas de Budapest.

Aquí puedes consultar la segunda parte del itinerario realizado en Budapest.

Dinero

La moneda oficial es el florín húngaro (HUF), aunque en los lugares más turísticos aceptan euros y dólares. Consejo: No paguéis en € o $, siempre en florines. El redondeo es abusivo y siempre saldréis perdiendo.

Respecto al cambio de moneda, el consejo principal es: no cambiar ni un solo € o $, menos aún en los aeropuertos. El cambio en el aeropuerto de Budapest suele ser unos 25-30 florines más bajos que el cambio en el centro de la ciudad. En el resto de aeropuertos la diferencia aumenta a casi 50-60 florines respecto al cambio del día.

Algunas recomendaciones monetarias

– A la llegada a Budapest, para poder comprar los billetes del autobús 200E y del metro, que deben ser independientes, uno para cada medio de transporte, usad la tarjeta de crédito en la máquina. Es fácil, rápido y cómodo.

– Cambiar dinero en el centro de la ciudad, hay multitud de casas de cambio (las mejores, las del letrero amarillo), que es variable cada día, por lo que lo ideal son pequeñas cantidades. Nosotros cambiábamos unos 100€ al día para todos.

– Pagar con tarjeta las compras que hagáis en tiendas, seguramente vuestro banco aplique el cambio del día de la compra, con lo que saldréis muy beneficiados.

En general, Budapest para los europeos de zona euro es una ciudad barata, sobre todo en el tema gastronómico y de transportes. En artículos de ropa la cosa se iguala, aunque suele haber mejores precios que en Europa.

Transporte en Budapest

Budapest tiene 4 medios de transporte principales: metro, tranvía, tren de Cercanías y autobús. Los billetes (320 florines) se deben validar en la entrada del metro y en el interior del resto de transportes. Si no se validan, se considera que no lo has usado/gastado. El plano del metro lo puedes encontrar aquí.

Transporte Budapest

Transporte Budapest

Lo normal es comprar un paquete de 10 viajes (2400 florines) o bien alguno de los bonos de 3 días, 7 días, 24 horas, 48 horas, disponibles. En nuestro caso, como nos gusta mucho caminar, compramos sólo paquetes de 10 y los íbamos gastando entre varios. Al final, nos salió más barato que haber comprado el abono de 7 días para cada uno.

Detalles de cada transporte

– En el Metro casi siempre hay revisores a la entrada. Deberéis validar el billete y enseñárselo. Riesgo de multa: 80-90%

– En el tranvía, la validación se hace al montarse. Durante el día los revisores escasean y por la tarde-noche se multiplican. El riesgo es evaluable. Nosotros hicimos 10 viajes y nos pidieron el billete en 5 ocasiones, 3 los hicimos sin billete y 2 picamos y no nos lo pidieron. Riesgo de multa: 50%.

– En horario diurno se dispone de 60 minutos para cambiar de tranvía sin tener que validar un nuevo billete, en horario nocturno se incrementa a casi 2 horas (110 minutos).

– Funicular de subida a Buda. Precio: unos 3€. Precio excesivo para un trayecto que no llega al minuto. No existe forma de colarse, hay un torno electrónico que se abre con vuestro billete. Si estáis en buena forma, subid y bajad caminando, si tenéis problemas físicos o viajan personas mayores, coged el funicular y bajad caminando. Los niños pueden hacer la subida sin problema alguno.

– Tren de Cercanías. Funciona de forma parecida al metro, en nuestro caso compramos los billetes en la taquilla (en inglés) diciendo donde queríamos ir: Szentendre. Tanto a la ida como a la vuelta, el revisor nos pidió el billete. Riesgo estimado de multa: 100%.

–  Autobús. Aquí sí se nota el paso de los años… tendrán una media de 40-50 años cada vehículo. No vimos un revisor en ninguno de nuestros 6 trayectos, aunque nosotros picamos el billete por si acaso. Riesgo: Bajo, muy bajo, sobre todo si es en las afueras de la ciudad.

Detalle Autobús Budapest

Detalle Autobús Budapest

Gastronomía húngara

La gastronomía en Budapest es variada, aunque el pescado en la mayor parte de sitios, brilla por su ausencia, quizás algo de salmón, pero no mucho más. Casi todos los platos tienen bastantes verduras, salsas y no es tan picante como se comenta. Eso sí, todo tiene paprika.

El plato estrella es el Goulash, un guisado de carne, muy parecido a un estofado, pero más picante y con otras verduras. Muy bueno y obligatorio para probar, incluso para los menos amantes de la carne.

Comida Mercado Central Budapest

Comida Mercado Central Budapest

Sin duda, el mejor sitio para comer la comida típica es el Mercado central (al lado del puente de la Libertad). Encontraréis unos puestos de comida en la planta superior con platos por 650-800 florines y el mejor Goulash de la zona, tanto en sopa como en estofado. Acompañadlo de una pasta de forma extraña (como espirales), pero rico sabor.

Goulash Mercado Central Budapest

Goulash Mercado Central Budapest

Además en el Mercado, no olvidéis comeros un Langos, una especie de Crepe con masa de churros, que podréis acompañar de cualquier ingrediente, dulce o salado. Si vuestra economía es limitada, las hamburguesas húngaras del mercado (unos 550 florines) serán una excelente opción. Son muy grandes y están deliciosas. Recomendadas.

En el resto de nuestra estancia en Budapest, comimos en diferentes sitios, desde menús del día hasta varios platos y siempre a un precio competitivo (5-6€/persona). Probamos casi de todo, que para eso estábamos allí.

Bebidas

Aquí tenemos, dos estrellas: la cerveza y el palinka.

La cerveza local tiene un punto diferente, ya que se te queda un regusto final que al principio es extraño y luego te acostumbra. Tras probar casi todas, nos quedamos con: Soproni y Arany Aszok. En general, la cerveza es mucho más barata que en España, los 500ml rondarán siempre los 300 florines.

Si compráis en algún 24h, hay muchos por la ciudad, evitad comprad las latas de marcas extrañas húngaras, sobre todo una con un buey/toro de imagen, es realmente difícil beberse esa cerveza y más aún terminarla.

 Con el Palinka no hemos tenido relación, así que os lo dejo a vosotros mismos. Son 40º y parecido al orujo. Así que ánimo.

 El agua, mejor embotellada, y tened cuidado con el tema de gas o sin gas. Buscad la palabra “Still/Spring”, para las sin gas y “Sparkling”, para las con gas.

Clima en Budapest

En nuestro caso, la visita fue en Navidad del 2011, disfrutando allí el fin de año y todo el ambiente navideño de la ciudad. El clima fue frío y húmedo, con lluvia fina y discontinua, con temperaturas entorno a 0º todos los días. Eso sí, disfrutamos del Sol durante muchos momentos y eso en Budapest es un verdadero placer. Recomendaría esas fechas para visitarla, porque no hay demasiado turismo y el frío, bien abrigados, es llevadero. Si tuviera que elegir otras fechas, primavera es la estación que los húngaros recomiendan.

 Alojamiento en Budapest

En nuestro caso, al ser un grupo de 5 personas, decidimos alojarnos en un apartamento por la comodidad y el ahorro económico en comida y en el propio alojamiento. El resultado fue excelente, quedando muy satisfechos de la elección. Estaba situado en la zona 7, muy cerca caminando de todos los puntos importantes de la ciudad, así como con un metro y tranvía en la puerta.