6 meses después de regresar de mi vuelta al mundo, he pensado que es un buen momento para realizar un balance, en este caso económico, para dar a conocer uno de los datos que más curiosidad despierta entre la gente:  el dinero que invertí en el viaje.

Afortunadamente, no es una pregunta habitual y se suele tener curiosidad por otro tipo de detalles: itinerario, motivaciones, la vuelta, el equipaje, etc., pero, definitivamente, un presupuesto puede marcar un viaje y, conocer esta cifra, puede ayudar a dar el paso definitivo para emprender este tipo de aventuras. Además, pone en contexto de la dificultad previa para conseguir el dinero (creo que no hay otro método que trabajar mucho y gastar poco) y de la necesidad, durante el viaje, de realizar una gestión adecuada y responsable de tu economía.

Estoy seguro que podría haber gastado menos, pero no me arrepiento (ni lo haré) de ninguno de los más de 13.000 € de la mejor inversión de mi vida.

El desglose lo he realizado por países y días, aunque el gasto medio calculado también ha dependido de si he viajado acompañado de amigos, familiares u otros viajeros; el tipo de destinos y actividades en el propio país; de los transportes e itinerario y de si tenía la suerte de alojarme en casa de amigos o realizando Couchsurfing.

Así queda el mapa tras la vuelta de la vuelta al mundo

Así queda el mapa tras la vuelta de la vuelta al mundo

En algunos países como México y Guatemala, el gasto lo podéis encontrar detallado por conceptos y días, pero en los otros, el control ha sido interno y aproximativo, sin querer perderme mucho en detalle de en qué gastaba exactamente el dinero, porque eso podía hacer que dejara de disfrutar del viaje, el principal objetivo.

PaísDíasGastos (€)Gasto medio/día
Colombia22110050,00
Perú1450035,71
Chile452.00044,44
Uruguay725636,57
Brasil2075037,50
México2052826,40
Guatemala1026726,70
EE.UU.15110073,33
Australia735550,71
Nueva Zelanda271.80066,67
Singapur6604100,67
Malasia401.05026,25
Vietnam2170033,33
Laos711115,86
Borneo (Malasia)1537825,20
Brunei12525,00
Hong Kong (China)627045,00
China2875226,86
Jordania1035035,00
 Totales321 días12.896 €41,12 € / día
Aeropuerto Jose Celestino Mutis - Bahia Solano

Aeropuerto Jose Celestino Mutis – Bahía Solano

En estos gastos se excluyen todos los vuelos propios del billete vuelta al mundo, 4500 €, pero están incluidos todos los vuelos adicionales que realicé durante el viaje y que se detallan a continuación:

Vuelos por Sudamérica

  • Bogotá – Leticia (Amazonas): 248.000 COP (78€).
  • Bogotá – Bahía Solano (I/V): 561.500,00 COP (174€).
  • Lima -Cuzco: 323 PEN (90€).
  • Ushuaia – Buenos Aires: 184 €
  • Florianópolis – Río de Janeiro: 63 €

Vuelos por Asia

  • Kuala Lumpur (KL) – Ho Chi Minh (Vietnam): 117 MYR. (26€)
  • Vientiane (Laos) – KL: 400 MYR. (91€)
  • KL – Kota Kinabalu (Borneo): 150 MYR. (34€)
  • KL – Langkawi: 45 MYR. (10€)
  • Kuching (Borneo) – KL: 87 MYR. (22,5€)
  • Pekín – Hong Kong: 190€.

El método más habitual para realizar los pagos fue el efectivo, obtenido en los cajeros automáticos de todo el mundo de forma gratuita, excepto en México y EE.UU., mediante la tarjeta EVO. En los casos de transportes (aviones y autobuses), los pagué con tarjeta de débito. En ningún caso he empleado mi tarjeta de crédito, a pesar de llevarla.

Llevaba 3 tarjetas: 2 de débito (BBVA y EVO) y una de crédito (BBVA). Además llevaba una provisión de 250€ y 100$, que fui administrando adecuadamente en los lugares donde no era sencillo obtener dinero de los cajeros automáticos o bien donde necesitaba dólares ($) para pagar (visados).

Balance final

Mi presupuesto inicial era de 12.000 € (*), por lo que la desviación ha sido casi de un 10%, algo que considero inevitable tras haber estado en varios de los países más caros del mundo (EEUU, Australia, Patagonia Chilena y Nueva Zelanda), haberme dado algún capricho (Marina Bay Sands de Singapur), tener parte del itinerario sin preparar (Laos, Vietnam y Borneo) y, claro está, a imprevistos varios.

Feliz por el día de lujo en el MBS

Feliz por el día de lujo en el MBS

Como me gusta decir cada uno puede gastar o invertir su dinero en lo que quiera, pero,  ¿acaso hay algo más bonito que invertirlo en el mayor sueño de tu vida? 

Lo mejor es que la recuperación ya ha sido casi absoluta, a base de esfuerzo y trabajo, de nuevo como una pequeña hormiguita que va guardando cositas para luego sacarlas cuando llega el buen tiempo.

Nuevas ideas están llegando a mi cabeza, algunas incluso han tomado forma… No sé si será un nuevo viaje largo, pequeñas aventuras o sencillas escapadas de fin de semana, pero lo que tengo claro es que serán nuevas inversiones del único dinero que cada vez que gastas, te hace más rico y eso, no tiene precio.

(*) Además de tener un presupuesto, es clave tener una línea roja que marque el límite del dinero que no puedes gastar. En mi caso, la marqué en 4000€, suficiente para volver y poder pensar en lo que sería mi futuro sin demasiadas prisas.