Portada_coche_RD

Tras la experiencia de conducir en Tailandia o Jordania y ver (y sufrir) el intenso y caótico tráfico en India o Vietnam, pensé que estaba preparado para conducir en República Dominicana durante dos semanas. Y lo estaba, pero no del todo…

Para conseguirlo, he tenido que realizar un intenso ejercicio de aprendizaje, día a día, para adaptarme a su estilo y sus normas. Y aún así las expectativas se superaron, convirtiéndose en una aventura para recordar y terminar, afortunadamente, sin ningún incidente.

Completado el viaje, más de 1500 km y dos semanas de ruta, he recopilado información y una serie de consejos que os permitirán conducir con mayor confianza por República Dominicana, un país que está muy preparado para recibiros. Tan sólo hay que tener una dosis extra de paciencia, calma y tranquilidad para afrontar las situaciones que encontremos, que serán muchas y variadas.

Alquiler de coches en República Dominicana (RD).

Como sucede en otros países, se puede optar por realizar el alquiler de un coche en las típicas empresas multinacionales (Europcar, Avis, Hertz, Sixt, Thrifty…) o bien en alguna empresa local. A pesar de que soy partidario siempre de aportar a la economía local de forma directa, en esta ocasión, las empresas locales no me daban la suficiente confianza para realizar el alquiler, puesto que los coches y el estado de los mismos no es el mejor y las visitas al gomero (mecánico) se pueden convertir en paradas habituales.

Circulando hacia Santo Domingo

Circulando hacia Santo Domingo

El coche lo recogimos en el aeropuerto de Las Américas (Santo Domingo), pero también se pueden alquilar por días en el centro de las principales ciudades turísticas (Samaná, Cabarete, Puerto Plata, etc.

En nuestro caso optamos por el alquiler con Thrifty de un coche pequeño (Kía Río) para 2 semanas por 430€ con franquicia por accidentes de 0€. Finalmente, al no tener disponible ese coche, nos dieron uno de categoría superior (Kía Picanto), en bastante buen estado y que no nos dio ningún problema en todo el viaje. Ni una sola visita al gomero, a pesar de conducir por carreteras no asfaltadas, empedradas o sufrir cientos de badenes. La devolución fue perfecta y el trato muy correcto.

Nuestro coche en República Dominicana

Nuestro coche en República Dominicana

Es habitual ver muchos extranjeros con coches 4×4, que bien alquilan el coche por días o por largas temporadas, con lo que el precio es menor, pero con un turismo se puede visitar el país sin problema alguno.

Carreteras en RD: estado, numeración y rutas.

República Dominicana es un país que está en crecimiento y eso se nota en su red de carreteras, mejores de lo que me habían contado e imaginado. Las principales ciudades están conectadas por autopistas, de peaje, y las carreteras regionales y locales, la mayoría asfaltadas recientemente, complementan la conexión con las ciudades y pueblos.

En general, las carreteras principales tienen un buen estado de conservación, aunque proliferan los baches, hondonadas, boquetes y badenes, para ralentizar el tránsito.

Estampas_de_un_pueblo_desde_el_coche

Estampas de un pueblo desde el coche

La red de carreteras está definida por los números del 1 al 9, inscritos dentro de la forma de un escudo dominicano, con el color rojo, blanco y azul y las leyendas en blanco.

Éstas son las principales vías de comunicación:

1 – Autopista Duarte: Santo Domingo – Monte Cristi. 275 km.

Cruza de sur a norte todo el país y permite la conexión a todas las provincias del Cibao, la región Norte.

2 – Carretera (Francisco del Rosario) Sánchez: Santo Domingo – Elías Piña. 241 km.

La más empleada durante nuestro viaje, porque permite llegar a Hato Nuevo, pueblo donde residimos varios días. Hasta Baní es autopista de 3 carriles en buen estado, luego se convierte en una carretera secundaria, bien asfaltada, pero de doble sentido, con algunos tramos complejos y pasando por el intenso centro de las poblaciones.

3 – Autopista las Américas. Santo Domingo – Punta Cana. 199 km.

Es una carretera preciosa, que transcurre paralela al mar durante muchos kilómetros. Es la carretera que comunica Punta Cana y Santo Domingo con el aeropuerto de las Américas.

El trayecto de Santo Domingo al Aeropuerto de Las Américas tiene un peaje de RD$60.00, siendo gratuita cuando vamos en dirección a la capital.

Conduciendo hacia el aeropuerto de Las Américas

Conduciendo hacia el aeropuerto de Las Américas

4 – Autopista del Este. Santo Domingo Este – Boca de Yuma. 170 km.

Inicia su recorrido en El Almirante, Santo Domingo Este, hasta Boca de Yuma, en La Altagracia, pasando por San Pedro de Macorís, Hato Mayor y El Seibo.

5 – Autopista 5. Navarrete (Santiago) – Samaná. 293 km.

Transcurre por la costa atlántica, pasando por Puerto Plata hasta Las Galeras, en Samaná. La consideran autopista, pero es una carretera de doble dirección con un solo carril por sentido.

6 – Autopista 6 de Noviembre. Santo Domingo – Cruce con Autopista 2. 19,8 km.

Es la más corta de todas las principales y transcurre casi de forma paralela a la carretera Sánchez, uniéndose con ésta entre la carretera a Cambita y Najayo Arriba.

7 – Autopista Juan Pablo II – Autovía de Samaná. Santo Domingo – Samaná. 146 km.

Es la más moderna y cuya propiedad no pertenece al estado.

Mapa de carreteras en República Dominicana

Mapa de carreteras en República Dominicana – Fuente: http://www.suncaribbean.net/

Desde Santo Domingo hasta el cruce de Nagua, cerca del aeropuerto de Samaná, es una buena autopista de 2 carriles por sentido, aunque tiene tramos de velocidad muy reducida (50 km/h) a su paso por el Parque Nacional de Los Haitises. Dispone de 3 tramos de peaje con los siguientes precios para coches, jeepetas o camionetas:

  • Peaje Marbella. RD$56.00
  • Peaje Naranjal. RD$181.00
  • Peaje Guaraguao. RD$213.00

Para más información, se puede consultar su web.

Desde el aeropuerto de El Catey (Samaná), la carretera vuelve a ser de doble dirección con un solo carril por sentido.

Boulevard turístico del Atlántico.

Es un tramo nuevo de peaje que discurre desde “El Catey” hasta las Terrenas, pero a un precio, RD$528.00, desorbitado para la longitud que tiene de apenas 20 km.

Se puede evitar ese tramo de peaje continuando recto hacia Sánchez y luego tomando la carretera de Sánchez a Las Terrenas. Son más kilómetros, pero con un ahorro considerable.

Fue el camino que elegimos en nuestro viaje. Es un tramo muy bonito e interesante, aunque algo montañoso, pero regala unas vistas espectaculares del mar y el entorno.

Paisajes de la carretera Sánchez a las Terrenas

Paisajes de la carretera Sánchez a las Terrenas

Consejos para conducir y sobrevivir al tráfico en RD.

  • Es importante familiarizarnos con algunos términos locales: gomero (mecánico – taller), bomba (gasolinera), motor (motocicleta), regular (gasolina 95), etc.
  • Al repostar, debemos confirmar que el marcador está a 0 en el momento de comenzar. En la mayoría de bombas, podemos pagar con tarjeta o efectivo.
  • El precio indicado de la gasolina o diesel se refiere a un galón, que corresponde a 3.78 litros.
  • Tened cuidado y estad preparados para encontrar cualquier tipo de vehículo o animal en dirección contraria o por el arcén. Así he visto caballos, perros, motos, coches, camiones, bicis o personas (incluso muchos niños) caminando con total normalidad, ajenos al peligro.
Cabras cruzando la carretera

Cabras cruzando la carretera

  • Los arcenes o extensiones de carretera lo consideran un lugar perfecto para lo que se te ocurra: beber con los amigos, charlar, hacer autostop, sentarte a mirar la vida pasar o cambiar una rueda. Dejad siempre el máximo espacio de seguridad posible.
  • El adelantamiento se puede realizar en todo momento, esté la línea continua o no. Eso no significa que lo practiquéis ni que lo recomiende, sino que estéis preparado para ello, porque os lo harán a menudo y puede que alguna vez (por seguridad) necesitéis hacerlo.

El uso de los espejos retrovisores es clave porque te podrán adelantar por ambos lados, aunque se respeta bastante el hecho de hacerlo por la izquierda.

  • En ocasiones, tendrás que adelantar a vehículos mucho más lentos o voluminosos (camiones de plátanos, tráiler, etc.). Tened precaución y preparad bien el adelantamiento y no descartéis utilizar el arcén.
  • El método de incorporación a las carreteras es diferente: no se mira antes, se mira después. Así hay que prestar especial atención a los cruces y los laterales de las carreteras.
  • En cada semáforo o badén habrá personas vendiendo cualquier cosa que imagines: piñas enteras, anacardos, libros, cocos, bebidas, etc.

Lo mejor que he visto vendiendo en semáforos son las escobillas de los limpiaparabrisas y dicen que te los instalan en menos de un minuto.

Manifestantes en Santo Domingo

Manifestantes en Santo Domingo

  • Los badenes o resaltos son constantes y muy altos, por lo que pasad muy despacio para no hacer daño a vuestro vehículo. Con los coches bajos, como era el nuestro, lo habitual es dar un poco en la parte de abajo.
  • Los cambios de sentido se realizan desde el carril izquierdo en las autopistas por lo que hay que tener mucho cuidado al ver coches frenando sin motivo aparente. En carreteras de doble sentido, podrán cambiar de sentido en cualquier lugar.

Los desvíos los suelen realizar en diagonal, cruzando el carril y circulando en sentido contrario varios metros. No recomiendo seguir esta directriz, pero sí que sepáis que sucede.

  • La velocidad máxima en Autopista es de 100 km/h y en carreteras regionales/locales van desde los 35 a los 80 km/h, aunque en general no se respetan demasiados los límites de velocidad.
  • Existen bastantes señales de radares de velocidad en las autopistas, pero en mis 14 días no he visto ninguno (aunque imagino que los habrá).
  • Es muy recomendable llevar un GPS o una aplicación de mapas porque las señales no son demasiado claras y, en muchos casos, inexistentes.

En nuestro caso, llevamos descargado todo el país en Google Maps para usarlo sin conexión. El resultado general fue un éxito, aunque a veces nos perdimos porque había carreteras no demasiadas buenas.

  • Es habitual encontrar controles de policía o puestos militares en las carreteras, pero son muy amables y os saludarán dando la mano con buenas palabras. En todas las ocasiones, seguimos circulando sin efectuar parada o registro.

El caso más curioso fue cuando un policía nos preguntó si teníamos una Coca-Cola para darle. Desafortunadamente, no teníamos.

  • Cuando se circule por las grandes ciudades (Santiago, Santo Domingo) es muy recomendable llevar las ventanillas arriba y los “seguros” del coche cerrados. No debe pasar nada, pero más vale evitar.
  • Los semáforos suelen tener 4 luces, pero no siempre se respetan, así que os podéis encontrar con semáforos en rojo y gente pitando para pasar. Interpretar estas situaciones no será sencillo, pero es posible.
  • El parque de vehículos (coches, motos y furgonetas) antiguos es muy amplio, por lo que pueden circular muy lento o ser peligrosos con su manejo. Prestad especial atención a este tipo de vehículos porque son capaces de cualquier cosa.
  • En las motos, el máximo de personas no es 2, sino 4 ó 5, con niños incluidos. Si a eso le unes que puedes tener 5 motos a ambos lados, la capacidad de atención debe ser máxima.
Típica_carretera_secundaria_en_RD

Típica_carretera_secundaria_en_RD

Conclusión.

Tras dos semanas circulando y más de 1500 kilómetros recorridos por República Dominicana, recomiendo alquilar un coche para hacer un viaje independiente por el país. Esto nos permitirá marcar nuestra propia ruta, definir los tiempos, ser independientes y llegar a todos los lugares, por remotos que parezcan.

Sin embargo, también debemos saber que tendremos que armarnos de paciencia, respirar varias veces, tener 4 ojos y volvernos algo más “intensos” al volante, a cambio disfrutaremos de una experiencia única, entre verdes paisajes, y de un maravilloso país, que cuánto más lo conozco, más me gusta.

Paisajes de la Autopista de Samaná

Paisajes de la Autopista de Samaná