Detalles de la La cueva de Manjanggul

Si algo tenía claro cuando planificaba el viaje a Corea del Sur es que la isla de Jeju tenía que tener un papel clave, lo que no tenía decidido era cuántos días dedicarle. Tras nuestra visita de 4 noches y 3 días, confirmo que esto es el mínimo que se debería dedicarle a la isla más grande de Corea del Sur.

Un lugar lleno de atractivos, con el volcán Hallasan, como centro, literalmente, de todo y que marca la orografía de la llamada Hawai de Asia. El hecho de ser una de las 7 maravillas de la naturaleza, no han hecho sino incrementar más su merecida fama, ya que además tiene 3 lugares Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, algunos de ellos como la cueva de Manjanggul, únicos e impresionantes.

La isla de Jeju en números.

Con una población que ronda los 600.000 habitantes y una superficie de 1848 km², la isla está formada por 2 ciudades (Ciudad de Jeju y Seogwipo) y 2 condados (Bukjeju y Namjeju). Sus dimensiones de 73 km de largo por 31 km de ancho la hacen perfecta para alquilar un coche, como hicimos nosotros, pero también se puede recorrer en autobús, con paradas en los principales puntos de interés.

Puedes consultar nuestra experiencia: la isla de Jeju recorrida en un coche eléctrico.

Jeju es el lugar predilecto para las lunas de miel tanto de coreanos como de japoneses. Además, la afluencia de turistas locales es masiva y más aún durante el mes de Abril. Del 1 al 30 de Abril se celebra el llamado “Festival de Primavera”, lo que supone un aumento considerable de personas en la isla, al coincidir con un periodo vacacional y con miles de familias coreanas que se lanzan a conocer este fantástico lugar.

Vista de la playa de las mujeres buceadoras

Vista de la playa de las mujeres buceadoras

Seongsan Ilchulbong, patrimonio de la humanidad

Seongsan Ilchulbong, Patrimonio de la Humanidad

Nuestra visita coincidió con el Festival de Primavera teniendo entrada gratuita a los lugares más importantes de la isla, incluyendo los 3 que forman parte de la Unesco.

Itinerario de 3 días completos en la isla de Jeju.

  • Día 1: Llegada nocturna a la isla vía Seúl.
    • Duración del vuelo: 1 hora.
    • Alquiler del coche eléctrico y llegada a alojamiento en Seongsan-eup.
  • Día 2: Las joyas de Jeju.
    • Cono volcánico Seongsan Ilchulbong.
    • Cueva Manjanggul – Túnel de lava.
    • Atardecer en Seopjikoji.
  • Día 3: Rumbo al parque nacional de Hallasan.
    • Ruta Eorimok. 5 horas de ruta. Subida a 1700 metros de altura.
    • Carretera misteriosa.
  • Día 4: Rumbo a Seogwipo, sur de la isla.
    • Cascadas de Jeongbang y Cheonjiyeon.
    • Mujeres buceadoras, haenyeo, en la playa de Seongsan Ilchulbong.
    • Paseo por Seopjikoji y atardecer.
    • Cena espectacular de mariscos y pescados.
  • Día 5: Vuelo temprano a Busán.
    • Devolución del coche.
    • Salida vuelo: 10:15. Duración: 45 minutos.
Atardecer desde Seopjikoji

Atardecer desde Seopjikoji

5 maravillas de Jeju: la triple corona, Seopjikoji y las cascadas de Jeongbang y Cheonjiyeon.

La triple corona, así denominan los habitantes de Jeju a sus 3 lugares Patrimonio de la Humanidad: el cono volcánico Seongsan Ilchulbong, la cueva Manjanggul y el parque nacional Hallasan. Todos ellos bien merecen la distinción, cada uno por aportar algo diferente.

Seongsan Ilchulbong.

Surgido de una erupción volcánica hace 100.000 años, este pico marca el relieve de la costa este de Jeju. El cráter tiene 600 metros de diámetro y 90 metros de alto.

La subida a este cono volcánico es algo exigente, pero corta (apenas 30 minutos), a cambio te ofrece un bello paisaje y contemplar toda la costa. Su interior no tiene nada reseñable, a diferencia de los volcanes florecientes de Isla de Pascua.

Panorámica desde Seongsan Ilchulbong

Panorámica desde Seongsan Ilchulbong

La falda de su montaña sirve como refugio para las mujeres buceadoras de Jeju, haenyeo, una apasionante historia de superación, esfuerzo y trabajo, sobre la que me gustaría escribir en detalle.

Una Haenyeo en Jeju

Una Haenyeo en Jeju

Mujeres buceadoras de Jeju

Mujeres buceadoras de Jeju

La cueva de Manjanggul. Túneles de lava.

El lugar que más me impresionó de toda la isla. Un paseo de 1 km por una cueva formada por la lava hace millones de años y que tiene una longitud total de 13,422m, aunque sólo se puedan visitar 1000 metros del túnel 2.

Una maravilla, tanto por su estado de conservación como por la ambientación empleada, con luces tenues colocadas estratégicamente para dar la importancia que merece al lugar.

Nuestra visita coincidió con un día de lluvia previa por lo que el agua se filtraba por la cueva sintiéndote aún más integrado en la atmósfera del túnel.

Túneles de lava en la cueva Manjanggul

Túneles de lava en la cueva Manjanggul

Parque Nacional de Hallasan.

La joya de la corona. El volcán que provocó la peculiar orografía de la isla está rodeado por  cientos de Oreum, pequeñas formaciones montañosas formadas tras la erupción y que dan el aspecto volcánico a la isla desde los puntos más altos.

Son 6 las rutas disponibles para recorrer el parque, pero tan sólo son dos las que acceden a la cima de la montaña Hallasan, que con sus 1950 metros, se erige en la más alta de Corea del Sur. En nuestro caso elegimos una ruta de nivel intermedio en la zona noroeste, la ruta Eorimok, que nos permitió llegar a los 1700 metros del refugio Witse Oreum. Exigente, pero no agotadora, merece la pena por disfrutar del parque y sus vistas.

El equipo tras completar la subida a 1700 metros

El equipo tras completar la subida a 1700 metros

Panorámica desde la ruta Eorimok del monte Hallasan

Panorámica desde la ruta Eorimok del monte Hallasan

Seopjikoji.

El lugar perfecto para el atardecer. Un bonito paseo por la costa que nos ofrece por un lado magníficas vistas de Seongsan Ilchulbong y por otra de Hallasan y sus pequeñas acompañantes. Además, podremos ver algunos museos curiosos y un pequeño faro.

Paseando por Seopjikoji

Paseando por Seopjikoji

Cáscadas de Jeongbang y Cheonjiyeon.

Sin ser cascadas espectaculares por su altura, su caudal o su caída, bien merecen una visita por su ubicación. La cascada de Jeongbang por estar en el mar, con un entorno de postal y Cheonjiyeon por su bello paisaje y su paseo entre árboles que parecen sacados de un cuento de primavera.

Cascada de Cheonjiyeon

Cascada de Cheonjiyeon

Otros lugares destacados.

La isla de Jeju está pensada para que tus opciones de visita nunca se agoten, así hay decenas de museos disponibles, aunque ninguno realmente importante, ya que muchos de ellos son pequeños o dedicados a temas extraños (y muchos al amor o temas sexuales). Además, dispone de algunas playas, la zona oeste e incluso la isla de Udo, pero había que elegir y nosotros quedamos muy satisfechos con nuestra elección.

Los harubang (“abuelos de piedra”), esculturas talladas en lava, son otra de la señas de identidad de Jeju y los encontrarás por toda la isla.

Algunos harubang de Jeju

Algunos harubang de Jeju

Datos de interés: transporte y alojamiento.

Transporte en Jeju.

La Isla de Jeju está perfectamente conectada con las principales ciudades de Corea del Sur. Hay decenas de frecuencias diarias tanto a Seúl como a Busán, pudiendo elegir entre 4-5 compañías aéreas locales. Incluso se puede volar a/desde otros países, ya que el aeropuerto es internacional y tiene conexiones con otros países como Japón o China.

Se pueden comprar los billetes a bajo coste, 15-20€, pocos días antes de volar, pero al viajar en Abril, durante el festival de primavera, nos hizo tener que planificar y comprar los billetes con bastante antelación (1 mes). Finalmente elegimos la ida con Asiana Airlines y la vuelta con Air Busan, en los mejores horarios adaptados a nuestro plan, es decir última hora la ida y primera hora la vuelta. El precio fue de 100 €/persona los 2 vuelos.

También es posible utilizar el ferry para llegar o salir de la isla, pero no lo usamos al no conseguir buena combinación.

Alojamiento.

Para una estancia de 4 noches decidimos que lo mejor era buscar una casa, que nos ofreciera comodidad, independencia y buena ubicación. Me decanté por la zona este de la isla, porque la mayoría de lugares a visitar estaban en su entorno. La decisión resultó un éxito.

La última cena en Jeju

La última cena en Jeju

El alojamiento elegido fue el Rest Pension, que nos ofrecía una casa de 2 habitaciones, salón, cocina, terraza y 2 baños por 65€ la noche. Los propietarios no hablan inglés, pero eso no supone un problema, ya que te ayudan en todo lo que necesites y resultan encantadores.