Ubicación Isla de Pascua

Isla de Pascua, situada en las coordenadas geográficas 27°7′10″S 109°21′17″O, una isla mística (y mítica), ‘perdida’ en medio del océano pacífico, al que casi todo viajero desea viajar alguna vez… un lugar que encierra mil y un misterios todavía sin resolver, pero que poco a poco va desvelando algunos de sus detalles ocultos.

Hay mucho que contar sobre Isla de Pascua y por eso he decidido a recopilar algunas de esas curiosidades o preguntas que siempre nos hemos hecho sobre ‘Rapa Nui’.

Su ubicación exacta: en el Pacífico, en mitad de la nada

Sus coordenadas geográficas 27°7′10″S 109°21′17″O la sitúan en el mapa y con algunas referencias podremos situarla mejor.

Se encuentra a 2.075 km al oeste de las islas Pitcairn y a 4.251 km de Papeete, la capital de la Polinesia Francesa. A 415 kilómetros de distancia al noreste se encuentra la también chilena isla Sala y Gómez. Al suroreste de isla de Pascua se encuentran además 3 islotes deshabitados que forman administrativamente parte de este mismo territorio:

  • Motu Nui (“Gran isla” en rapanui): 3,9 hectáreas
  • Motu Iti (“Pequeña isla” en rapanui): 1,6 hectáreas
  • Motu Kao Kao: 0,1 hectáreas

Uno de los mejores viajeros que conozco (y el 1º que conocí personalmente que había estádo allí), Antonio Quinzán, tras llegar, tuvo estas primeras impresiones, que definen a la perfección dónde está Isla de Pascua:

“Estamos lejos de todo perdidos en una inmensidad oceánica, estamos en una pequeña masa de rocas volcánicas que surgieron del mar y que permanece “como un portaaviones varado en medio de la nada” como me comenta uno de sus apenas 5.000 habitantes. Desde luego que este es el ombligo del Mundo porque no existe en nuestro planeta ningún otro punto habitado más lejano de todo ni más aislado. Ni en las estepas siberianas, ni en las selvas amazónicas. Es la isla más isla del Mundo

El origen de su nombre: toponimia

Eastern Island, Isla de Pascua, Rapa Nui, Te pito, te Genua, Mata ki te rangi, isla de San Carlos. Muchos han sido los nombres que ha recibido la isla, por lo que es interesante adentrarse en los orígenes de cada uno de ellos. Actualmente, se la conoce como Isla de Pascua o Rapa Nui.

En el idioma local, la isla era conocida como Te pito o te henua, que significa “El ombligo del mundo” y Mata ki te rangi, “Ojos que miran al cielo”. Sin embargo, este nombre se cambió por el de Rapa Nui (Rapa grande) y se cree que este acepción proviene de los tahitianos que visitaban la isla y encontraron un gran parecido con la isla de Rapa (actual Polinesia Francesa), la cual se conoce como Rapa Iti (Rapa pequeña).

El nombre de Isla de Pascua proviene del día del descubrimiento, 5 de abril de 1722 (Pascua de Resurrección) realizado por el navegante neerlandés Jakob Roggeveen.

La curiosidad viene porque la isla recibió el nombre de isla de San Carlos, tras la llegada del navegante español Felipe González Ahedo, que la denominó así en honor al rey Carlos III de España. Sin embargo, dicho nombre cayó en desuso.

Rongo Rongo: un sistema de escritura único y diferente

Otro de los grandes misterios de Rapa Nui es el Rongo rongo, un sistema de escritura, supuestamente, ideográfico y que podría haber sido inventado hacia los siglos XII-XIII d. C. (y descubierto en el siglo XIX). Lo que lo hace especial es que no tiene relación con ningún otro alfabeto (sistema de escritura) del mundo, siendo exclusivo de la isla de Pascua.

La palabra que da nombre a este sistema de escritura, rongo-rongo significa “los poetas de la Isla de Pascua“, pues la habilidad de escribir estaba reservada a un cuerpo de maestros: los tangata-rongo-rongo o hombres del rongo-rongo.

Rongo Rongo, escritura en Isla de Pascua

Rongo Rongo, escritura en Isla de Pascua

Algunas de sus características: se escribía con arpones o bien dientes de tiburón, en tablillas de madera; se escribía de izquierda a derecha y de derecha a izquierda alternadamente por línea, con la particularidad de que las líneas alternas están en posiciones invertidas, de manera que el lector está obligado a girar la tablilla al terminar cada línea. Actualmente, se conservan unas 21 tablillas.

Puedes descubrir muchos más detalles del Rongo Rongo, aquí.

Francia no la quiso, Chile sí

Hasta en tres ocasiones, los habitantes de Isla de Pascua habían solicitado constituirse un protectorado de Francia, sin embargo, recibieron el rechazo en todas ellas, ya que alegaron no estar interesados en la isla.

Desde 1870 hasta 1888, Chile estuvo investigando la posibilidad de su anexión, firmando un primer borrador en septiembre de 1888, un documento de cesión (Vaai Honga Kaina) escrito en español y otro en rapanui mezclado con tahitiano. Finalmente, Chile se quedó con la Isla.

Sin embargo, que Isla de Pascua sea chilena no ha resultado nada fácil, con continuos cambios e incluso la dictatura militar chilena amenazó este compromiso. La historia reciente, nos lleva a 2007, concretamente al 30 de julio de 2007, día que se publicó la Ley Nº 20.193, que reformó la Constitución de Chile, estableciendo a la Isla de Pascua, junto al Archipiélago Juan Fernández, como territorio especial.

Tiene el aeropuerto más remoto del mundo: Aeropuerto Internacional de Mataveri

Se le considera así, porque es el que más distancia tiene con cualquier otro aeropuerto. En concreto, está ubicado a 2.603 km del aeropuerto de Mangareva, Polinesia Francesa, su campo aéreo más cercano, aunque no tiene rutas en común con él. Se encuentra a 3.759 km del aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez, en Santiago de Chile, y a 4.254 km del aeropuerto de Papeete, en la Polinesia Francesa, con los que sí comparte vuelos.

Aeropuerto de Mataveri - Isla de Pascua

Aeropuerto de Mataveri – Isla de Pascua

Actualmente, sólo es operado por LAN Airlines y con 3 destinos (Papetee, Santiago de Chile y Lima).

Otra forma de llegar: en carguero desde Valparaíso

Esta opción la conocí hace muy poco, a través del gran Sele, último viajero conocido que ha estado allí y que nos comentaba en su formidable artículo sobre Isla de Pascua:

“Otra opción que, al parecer es viable pero compleja, es tomar un barco carguero en Valparaíso que sale cada mes y que viene a tardar unos nueve días en completar un viaje de ida. El precio es, a priori, menor que el del avión. Siempre había oído hablar de dicho barco, pero los lugareños me confirmaron que sí era posible viajar en él, aunque las plazas eran muy limitadas y no todo el mundo está dispuesto a pasar 9 días de ida y otros 9 de vuelta cruzando el Pacífico.”

La isla puede guardar soluciones a graves enfermedades

Y es que Rapa Nui, es mucho más que una isla, es una fuente continua de estudios y un verdadero filón para los científicos. Si ya el año pasado fue toda una sorpresa la noticia del posible descubrimiento del “elixir de la juventud” en la isla, hace pocos días ha salido una noticia nueva y aún más impactante, puede haber una relación directa entre las propiedades de este elixir, rapamicina, y el Alzheimer, lo que ayudaría de forma considerable a solucionar esta enfermedad.

El gran misterio: los Moais

Esta es el tema estrella y el más difícil de responder, porque todavía se desconoce con exactitud por qué se hicieron, cuándo y qué representan. Tendrán un apartado exclusivo en la próxima entrega sobre la Isla de Pascua, de momento dejo algunos datos:

En la isla existen diferentes grupos de estatuas:

– Doscientas setenta y seis hacen guardia en las laderas del volcán.

– Trescientas están derribadas sobre los ahus (plataformas) que rodean los altos acantilados de la isla.

– Otras están a lo largo de antiguos caminos.

– 80 quedaron sin terminar.

La gran curiosidad viene porque sólo 1, Ahu Kote Riku, tiene ojos (aunque todos tuvieron), y el típico sombrero, pukao, lo que lo hace muy especial, así lo definía Sele:

“Quizás sus ojos le den más presencia, más poder… pero es inevitable buscar su mirada perdida durante un largo tiempo. El magnetismo de este moai es tal que, probablemente, no me equivocaría si dijera que es el más fotografiado de todos los que hay en Rapa Nui”

Conclusiones

En definitiva, Isla de Pascua sigue teniendo mucho por descubrir y lo considero mi destino ‘estrella’, ése al que más ganas tengo de ir, quizás sea por su lejanía, por su misticismo, porque sé que es posible, porque he conocido gente que he estado, por miles de cosas… pero seguramente todo se resuma en ser el destino soñado por todo viajero, porque como bien dice Antonio Quinzán, Isla de Pascua es mucho más que una isla es “la isla más isla del Mundo” y eso quiero verlo por mi mismo.